LOS PLANETAS Y SUS INFLUENCIAS EN CADA SIGNO

Imprimir
PDF

Si bien todos ya sabemos que cada signo está influenciado por algún planeta, debemos saber que cada vez que éstos se sitúan en una casa zodiacal, influyen de manera distinta a las personas de cada signo. Es decir, existe un nivel de complejidad que no se explica usualmente hacia las personas: cada planeta influenciará de una manera distinta dependiendo de su posición en el cosmos y el signo bajo el cual hemos nacido.

Las características de los planetas y sus influencias son interpretadas según las posiciones que éstos ocupan en los Signos Zodiacales y están ligadas a la naturaleza específica de los mismos.

Al confrontar la naturaleza de los planetas con la de los signos, se observan concordancias y disonancias que la Astrología ha denominado (dignidades planetarias). Esto significa que, cuando los planetas ocupan signos con los que están en armonía, sus influencias se acrecientan positivamente; por el contrario, cuando ocupan signos de naturaleza distinta o contraria a la propia, sus influencias disminuyen o se vician.

Por lo tanto, al planeta colocado en el signo más afín a sus atributos se le denomina «señor» o «regente» del signo; es decir, que gobierna el signo y está «domiciliado» mientras que, si se encuentra en el signo diametralmente opuesto, se dice que está en «exilio» y, en este caso, su fuerza estará en disonancia y atenuada.

Además del Domicilio y del Exilio hay otros Signos Zodiacales en los cuales las cualidades de los planetas aumentan considerablemente en fuerza y armonizan con las del signo hospitante en una comunión ideal. Se dice entonces que estos planetas están «exaltados». El signo diametralmente opuesto a aquel en el que el planeta está exaltado se convierte en el de su «caída».

En estas condiciones, las influencias del planeta están reducidas y modificadas incluso negativamente.